El Mejor Consejo Del Mundo Para Perder Peso

jueves, 15 de marzo de 2018

El Mejor Consejo Del Mundo Para Perder Peso

Luego de muchas ediciones, nos gusta pensar que sabemos distinguir los mitos de la realidad sobre la pérdida de peso. Aquí te compartimos los más sabios consejos para incinerar grasa, respaldados por expertos y probados por mujeres reales. ¿Te interesa? ¡Vamos!

1. DESHAZTE DE COMIDAS PROVOCATIVAS

Puede que sean Doritos, barritas caseras de cereal o esa porción extra (o siete) de papas fritas con queso; sea cual sea tu veneno, eliminarlo del panorama es una buena idea, sobre todo si tiendes a comerlo de más o a atascarte con él. Cambiar la configuración de tu refri puede parecer demasiado simple para ser verdad, pero la nutrióloga Karen Beck asegura que funciona: mueve los alimentos que te dan energía y que sabes que te hacen bien a los estantes más visibles y manda lo no saludable al fondo. Mientras lo haces, limpia la cocina. Una investigación de la Universidad Cornell encontró que la gente que tiene comida chatarra a la vista (como galletas en un frasco) pesó en promedio 12 kilos más que las personas que la tienen guardada. Recuerda, de la vista nace el amor.

2. AÑADE FIBRA + GRASA

Hay una razón por la que esta poderosa combinación funciona. La fibra se expande en tu estómago y también necesita tiempo para ser digerida, lo que significa que te sentirás satisfecha por más tiempo, así que enfócate en alimentos cargados de fibra como granos enteros, vegetales o fruta (no jugo). Grasas saludables como el aceite de oliva o de nuez –con moderación– añaden sabor, energía y ayudan a tu cuerpo a absorber los nutrientes. “Carbohidratos, semillas, legumbres y lentejas son tu mejor opción, pero trata de incluir carbohidratos complejos como arroz integral, papas o pan de centeno en seis comidas por semana”, sugiere Miguel Toribio-Mateas, neurocientífico experto en nutrición.

3. 1,5

Tratando de protein (la cual ayuda a crear músculo y quemar grasa), es la cifra magica que debes perseguir, si eres una usuaria regular de las pesas. Para conoce la cantidad exacta, multiplica tu peso por 1,5 y come al menos esa cantidad de gramos de proteína al día, dividida equitativamente en tus alimentos.

4. COME TRES COMIDAS COMPLETAS

Comer sin parar es bueno para las vacas, no tanto para los humanos. Apégate al modelo tradicional de desayuno, comida y cena, suplementado con un snack por la mañana y otro por la tarde, si te sientes particularmente hambrienta, para asegurarte que tus hormonas se mantengan balanceadas y evites que algo de apetito se convierta en un atracón. A pesar de lo mucho que se recomienda comer cinco o seis veces al día, en vez de solo tres, la investigación ha demostrado que esto no le funciona a todo el mundo.

5. REEVALUA TUS PORCIONES

“Estudios han demostrado que la mayoría de las personas a dieta subestima cuánto come”, asegura Filip Koidis, fundador de W1 Nutritionist. Herramientas y gadgets pueden ayudarte pero tienes a la mano, literal, la manera más simple. “Trata de que tu porción de proteína sea del tamaño de la palma de una mano; una de vegetales, de la dimensión de tu puño; la de carbohidratos, los que quepan en tu mano en forma de copa; y la de grasa, de la medida de tu pulgar. ¡Buen provecho!

6. SUDA CERCA DE CASA

Ha er ejercicio en tu propio espacio no únicamente ahorra tiempo, también es más fácil acomodar algo de actividad en los cinco minutos que tienes libres. Recuerda, un par de minutos de ejercicio son mejores que nada. Haz algo de Tabata o entrena subiendo las escaleras del trabajo, o poniéndote de pie durante 10 minutos cada hora, todo suma. Además, la investigación ha comprobado que solo 15 minutos al día pueden añadirle años a tu vida.

7. LLEVA REGISTRO

Haz un diario de entrenamiento y comida, anota cómo entrenaste y comiste (sí, esa barra de cereal que ingeriste mientras estaba lista la cena, cuenta), así podrás ver cómo vas con tus metas. Una investigación publicada en el American Journal Of Preventive Medicine demostró que un diario alimenticio puede duplicar los esfuerzos de una persona a dieta. “Sentarte y pensar sobre lo que vas a comer y por qué pretendes consumirlo, significa que no te alimentarás por impulso, sino con intención controlada y positiva”, asegura Kenny. Y disfrutarás cada bocado de manera consciente.

0 comentarios:

Publicar un comentario